Fútbol Sala Xuvenil: C.D. Los Rosales 2 – 3 Piña Colada

Liga Local Galicia A Coruña. Categoría Juvenil. Primera jornada

Partido disputado en el Pabellón de Labañou a las 13:00 del domingo 28 contra Piña Colada.

Nuestro equipo estuvo formado por Adrián Cruzado, Gonzalo Suárez, Diego Sarmiento, Pedro Galdo, Luis Bóveda, Martín Varela, David Dopico, Diego Núñez y Pablo Bermúdez.

Sabíamos de inicio que sería un partido difícil, nunca es fácil jugar contra el campeón del año anterior. El partido comenzó con el planteamiento táctico muy claro y dominando claramente los primeros minutos del partido, el rival esperaba a salir rápidamente a la contra y lo impedimos. A la mitad de la primera parte una desafortunada jugada acabó con un gol en propia puerta poniéndonos por detrás en el marcador y terminando la primera parte con dicho resultado.

La segunda parte la tónica fue diferente, salimos dispuestos a darle la vuelta al marcador y con ganas de luchar. En una magnífica jugada Luis Bóveda empató el partido con un auténtico golazo; pese a esto y al gran nivel mostrado por el equipo ellos no tardaron en desempatar el partido poniendo el 2-1 en el marcador. Quedando 2 minutos para el final del partido decidimos pedir un tiempo muerto, en él se alentó a los chicos a seguir y se preparó una jugada de un córner que debíamos jugar a continuación; el resultado fue de nuevo el empate a 2-2 obra de Martín Varela. Todo parecía finalizado, desde el banquillo reclamábamos paciencia y mucha cabeza, al partido le quedan segundos, y es en este momento cuando el rival con bastante fortuna desempata definitivamente el partido con un 3-2.

Pese a la derrota no hay nada que reprochar a los jugadores, se han exprimido y han puesto contra las cuerdas al vigente campeón de la categoría. Para la gente que estuvo en la grada un partido emocionante, para jugadores y entrenadores no apto para cardiacos.

Si logramos mantener la intensidad de este partido y conseguimos corregir los errores este año puede que sea  nuestro año; y no quepa duda que seguiremos exprimiéndonos hasta que no nos quede nada más que dar. Continuemos.

Siempre suyos, Nacho Andrade y Carlos Alonso.